Cocinar en el camping: Fideguá Campista.

publicado en: Cocina | 0

Hoy vamos a ver una receta muy sencilla que podremos hacer en nuestras salidas campistas y que no usa ingredientes refrigerados: la fideguá campista.

Pocas cosas resultan más gratificantes cuando estamos de camping lejos de casa, que preparar un plato de nuestra tierra. A veces resulta imposible al no poder comprar los ingredientes adecuados pero si somos previsores los podremos comprar antes de salir en formato de lata.

Vamos a preparar un delicioso plato del levante español mucho más sencillo que la famosa paella e igual de sabroso: la fideguá.

Para el que no lo sepa, la fideguá es un fideo gordo que se cocina de forma similar al arroz. Es muchísimo más sencillo de cocinar que el arroz (no se nos pasará ni se nos quedará duro) y nos proporciona unas digestiones mucho menos pesadas.

Ingredientes de la fideguá campista:

  • Un tetrabrick de litro de caldo de pescado casero (Aneto o Gallina Blanca)
  • Una cebolla pequeña
  • Un tomate maduro (o un bote pequeño de tomate triturado)
  • Una lata de mejillones al natural.
  • Dos latas de atún al natural (con una también sale rico)
  • Fideos de Fideguá.
  • Aceite y sal.

Esta receta se puede hacer en una sartén grande o una paella, en mi caso he usado una sartén eléctrica (también llamada Pizza Pan) que usamos para todo. Se calienta en segundos y es super práctica para 4/5 personas. Nos sirve para tostar el pan en el desayuno, hacer arroz, fideguá, como plancha para barbacoa y para hacer pizzas. Es antiadherente y se limpia muy fácil,
Además son realmente económicas. Os las recomiendo.

En primer lugar sofreimos la cebolla con un poco de aceite de oliva y sal, para luego incorporar un tomate rallado.

El sofrito es clave de una buena fideguá. Si tenemos niños hay que picar mucho la cebolla, así no se darán cuenta y se la comerán sin protestar.

Una vez este el sofrito listo (unos 5 minutos a fuego fuerte), podemos echar las dos latas de atún y continuar removiendo.En este punto incorporaremos también el juego de los mejillones al natural (ojo no los mejillones que se nos deshacen).

Lo dejamos removiendo un par de minutos y luego echamos el caldo de pescado hasta llenar la sartén. Lo dejamos a fuego fuerte unos cinco minutos para tener una calco bien rico y que se haga bien el atún.

Después echamos los fideos, la cantidad es un vaso y medio de plástico para cuatro personas.

 

Incorporamos los fideos y removemos todo, echando todo el caldo hasta llenar la sartén.

Ahora con el fuego bien fuerte lo dejamos unos diez minutos, echando caldo a medida que se vaya consumiendo. A mitad del tiempo echamos los mejillones. Si los echamos antes se nos van a deshacer..

Podemos ir comprobando la textura del fideo. Debe quedar blando. Si nos queda duro llegado a los diez minutos, lo tapamos y lo dejamos cinco minutos más.

Por último quitamos el fuego y lo dejamos reposar cinco minutos bien tapado.

Y ya tendremos nuestra fideguá lista. Se le puede echar limón o alioli.

Ya tenemos lista nuestra fideguá que se saboreará mucho mejor si la comemos junto al mar.

Servimos y a comer !!!

Y por supuesto no quedó nada en los platos..

El secreto es usar un caldo envasado de calidad.

El caldo de pescado de Gallina blanca cuesta sobre 2 euros y contiene solo ingredientes naturales. No es como hacer un caldo casero pero nos hará un buen papel. El caldo de Pescado Aneto es más caro y está espectacular. Es el ideal para hacer este tipo de platos. Evitad utilizar los típicos caldos de marca blanca que saben a todo menos a pescado.

También es importante que tanto los mejillones como el atún sean al natural. Con Atún en aceite no sale igual de bueno, y con mejillones en escabeche mejor no probarlo.

Aparte le podéis añadir almejas o calamar siempre al natural pero esto es más difícil encontrarlo en lata.

Esta es la composición del caldo.

Asi que aunque no se te dé bien la cocina.. sorprende a los tuyos con esta receta fácil y rápida con ingredientes que puedes llevar en tus viajes y que no necesitan refrigeración. La fideuá es infinitamente menos difícil que el arroz ya que no se pasa ni se queda dura y es igual de sabrosa.

Anímate y cuéntanos que tal.. Pronto más recetas campistas…

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario