La furgo ha muerto… !! Viva la furgo !!

publicado en: Sin Categoria | 0

Por fin después de mucho buscar, probar y descartar he comprado la furgo.

Ha sido un proceso algo lento y muy difícil aun teniendo muy claro lo que quería.

La furgoneta debía ser una Hyundai H1 por dos motivos básicos: el primero de ellos era poder aprovechar las piezas de mi H1 rota.

El segundo de ellos era mucho más sencillo, me encantan la H1 y sus asientos giratorios. Es algo que extrañamente no trae de serie ninguna furgoneta más que algunas Wolswagen infinitamente más caras.

Como ya he explicado en los post anteriores, para nosotros poder montar fácilmente un comedor es fundamental. Lo usamos sobre todo para comer o cenar en la furgo, para jugar en familia y para tomarnos de vez en cuando un cafetito junto al mar.

Con nuestra Hyundai H1 solo tienes que girar y correr los asientos, poner el pie de la mesa en el soporte y colocar el tablero. Algo rápido y sencillo que puede hacerse en menos de un minuto.

Con mis preferencias claras, todos los días rastreaba Milanuncios, Wallapop y Coches.net en busca de una H1 vieja (Mi presupuesto estaba entre 3.000 y 4.000 euros), con pocos kilómetros, bien conservada y mantenida y a poder ser de un único propietario. Y por supuesto sin problemas de embargos ni rechazos graves en la ITV.

¿Cómo obtener toda esa información? ¿Preguntándosela al dueño? Ni hablar. Muchos apenas la han tenido uno o dos años y desconocen lo que se le ha hecho a la furgoneta. O simplemente pueden mentirnos…

Lo mejor es pedir un informe a tráfico que tiene un coste aproximado de entre 8 y 10 euros, según lo hagamos en la misma web de trafico (necesario una firma digital) o en portales como coches.com (solo registrándonos y pagando por paypal o con tarjeta de crédito).

Yo por comodidad lo hice en esta última página descartando muchas furgonetas sin ni siquiera ir a verlas, pues no me voy a hacer 100 kilómetros de ida y 100 de vuelta para ver una furgoneta embargada. Sacar el informe me ahorró mucho tiempo y dinero en gasolina.

En el informe podemos encontrar el nombre y dirección del propietario del vehículo, todas las ITVs que ha pasado y si las ha pasado bien o ha tenido problemas (y que tipo de problemas), el histórico de altas y bajas, el número de propietarios y el kilometraje año a año desde el 2013 (útil para saber si le han quitado kilometros).

Después de mirar varias y descartarlas por diversos motivos como el aire acondicionado roto, mal estado general, embargos, kilometraje excesivo o pequeñas averías, encontré una unidad del mismo año y color que la que se me rompió pero con apenas 140.000 kilómetros y de un solo propietario. Apenas me salió el aviso en coches.net le mandé un whatsapp al dueño para ser el primero en verla el día siguiente. Sabía que si no era el primero aquella furgoneta volaría. Solo había un problema: al día siguiente por la mañana me hacían una gastroscopia con sedación y no podría conducir en todo el día por la anestesia.

Aún así quedé con el hombre por la tarde a las 17 horas, en un pueblecito a 20 kilómetros de mi casa. A las 13 horas salía del quirófano, medio grogui, pero como tras descansar en casa en un par de horas me encontraba fenomenal decidí acudir a la cita.

 

(Continuará….)

 

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.