Ruta por Francia rumbo a Eurodisney (V): Los Castillos del Loira

publicado en: Sin Categoria | 0

El valle del río Loira representa un paisaje cultural del Renacimiento de magnífica belleza, con ciudades, grandes monumentos arquitectónicos y más de setenta castillos. La mayoría de ellos fueron construidos en el siglo XVI, cuando en el valle del Loira se concentraba todo el poder Real de Francia.

El Valle del Loira esta situado en el noroeste de Francia, a unos 200 kilometros de Paris y justifica por si mismo un destino ideal para unas buenas vacaciones. Para conocerlo bien harían falta varias semanas, pues el valle es muy extenso. Podéis consultar el listado de castillos en la Wikipedia.

Si solo tenemos tres o cuatro días y vamos hacia Paris se pueden ver muchas cosas interesantes si nos alojamos en un sitio estratégico como la ciudad de Tours, situada en el mismo centro de los castillos.

En la oficina de Turismo nos aconsejaron ver un máximo de dos castillos al dia. Nosotros lo matizamos.. con niños veríamos uno bien visto (dentro y fuera) y otro solo por fuera. Algunos son realmente enormes, con muchas salas decoradas en su interior y otros cuentan con grandes jardines lo suficientemente grandes como para pasear por ellos durante horas.

 

El rio Loira es bastante caudaloso, muy bonito y tiene numerosos afluentes. Por algo le llaman a la zona El Jardín de Francia.

Si el rio a secas representa un paisaje precioso, cuando pasa por alguna ciudad la vista se vuelve más hermosa todavía.
Esta foto es del Castillo de Chinon, un pequeño pero muy turístico pueblo que recorrimos el primer dia.

 

En la oficina de Turismo (ojo que cierra a las seis de la tarde) nos darán un mapa del pueblo con un recorrido para hacer a pie. Merece mucho la pena recorrer sus calles y ver sus edificios, algunos de ellos muy muy antiguos.

Desde Chinon, un castillo muy próximo es el de Azay-le-Rideau que está construido en una isla del rio Indre. Representa una mezcla de tradiciones francesas y decoraciones italianas. Constituye un icono del nuevo arte de construir del Valle del Loira en el siglo XVI.

Honoré de Balzac llamó al castillo de  Azay-le-Ridau «un diamante tallado en facetas y engastado por el Indre».

La verdad es que es un castillo precioso y muy cómodo de visitar.

 

El horario del Castillo es de 9.30 a 23.00. Su web es muy completa y está en español. La entrada cuesta 10 euros y para los niños menores de 18 años es gratis. Merece la pena ver este “pequeño” castillo, olvidado por muchos viajeros que se van a ver otros más conocidos como Chenonceau o Chambord

Azay-le-Rideau perteneció a Gilles Berthelot, tesorero del Rey Francisco I y alcalde de Tours. Durante los siglos fue cambiando varias veces de manos hasta principios del siglo XX, cuando fue adquirido por el gobierno francés y restaurado. El interior fue completamente amueblado con una colección de piezas del Renacimiento. sobre la chimenea se puede ver la Salamandra, el escudo del Rey Francisco I, que tiene una habitación en el Castillo. Bueno en este y en todos ya que su corte era itinerante y se pasaba todo el tiempo viajando.

Como hemos comentado antes los Castillos del Loira están construidos en pleno Renacimiento Frances (Siglo VXI) y no tienen ya ninguna misión defensiva sino simplemente ornamental. Más que castillos vienen a ser más bien palacetes o incluso palacios.

Para construir estos castillos renacentistas en muchos casos sus dueños echaron abajo otros castillos medievales que se levantaban en el mismo lugar. En ocasiones conservaban alguna torre como sucede con el castillo de Chenonceau, el segundo que vimos y es posible uno de los más bonitos ya que se haya construido sobre un puente que cruza el mismo rio Loira.

Si lo vemos como si fuesemos a cruzar el rio se puede admirar la torre del antiguo castillo medieval original. Es curioso ver como edificaron encima del torreón.

El castillo de Chenonceau fue famoso porque fue un regalo que le hizo el Rey enrique II a su favorita ( o sea su amante) Diana de Poitiers. Es el castillo privado más visitado de Francia.

Chenonceau ha sido muy importante en la vida de nuestro pais vecino, ya que a la muerte de Enrique II su esposa y viuda Catalina de Medicis se instaló ella en el castillo con toda su corte, gobernando Francia como reina regente. Es obvio decir que expulsó a Diana de Poitiers. Al parecer le tenia ganas y razones no le faltaban. Visto desde el aire es sencillamente espectacular.

Podemos alquilar una barquita, navegar junto al castillo e incluso pasar por debajo.

Merece la pena pasear por sus famosos jardines, unos diseñados por la Reina Catalina de Medicis y otros por Diana de Poitiers.

El castillo también organiza todas las noches – 1 de julio al 31 de agosto, un paseo nocturno por sus jardines.
Visitar esta preciosidad de castillo nos costará 13 euros para los adultos y 10 para los niños entre 7 y 18 años. Los niños menores de  7 años entran gratis. Las audioguías tienen un suplemento de 4.50 euros y es interesante coger al menos una para enterarse bien de lo que estamos viendo.

Paseando por sus jardines nos podemos encontrar maravillas escondidas como esta…

Los horarios para visitar Chenonceau varias según la época del año. En su web viene todo explicado. En Julio y Agosto el Castillo abre de 9,00 a 20.00 horas.

En la entrada tenemos un parking de Autocaravanas y una bonita área de Picnic con mesas junto a un riachuelo. No se puede entrar comida al Castillo (te cachean). Se puede salir y volver a entrar si te ponen un pequeño cuño en el brazo (como en las discotecas).

Si tenemos hambre, dentro hay varios restaurantes con largas colas y precios algo elevados. En la puerta donde se compran los tickets hay un chiringuito con bebidas, bocadillos, helados, perritos y gofres.

Si os apetece conocer más sobre el castillo podéis hojear esta guía que he robado para vosotros.. esperemos que los gabachos no se enteren.. es la misma que se da en la puerta, tiene 32 paginas y describe en español todas las estancias y lugares del castillo.
Pinchad sobre la imagen para descargarla.

 

Bueno.. hasta aquí la primera entrega de los Castilos del Loira..  Dejamos para la próxima entrega el más espectacular de todos: Chambord, alguna ciudad amurallada y Clos Lucé, el Chateau-mansión donde pasó sus últimos años Leonardo Da Vinci invitado por el Rey Francisco I que ahora está convertido en una casa-museo con reproducciones a escala de todos sus inventos.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario