Historia del Camping: Las caravanas.

publicado en: caravanas | 1

Aunque las caravanas tal y como las conocemos ahora fueron inventadas hace menos de cien años, el concepto se remonta a varios siglos atrás.

Se cree que la primera etnia en cargar a cuestas con sus propias casas fueron los gitanos. Algunos autores consideran que el concepto de vivienda portátil ya era utilizado por este pueblo en el siglo XV, ya que tiraban de sus carromatos-vivienda con sus caballos.

En el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española una caravana se define como «un vehículo acondicionado para cocinar y dormir en él remolcado por un automóvil». La palabra tiene sus orígenes en las palabras francesa «caravane» y persa «kārvān».

Como concepto, la caravana paso primero por una fase híbrida con la tienda de campaña y se crearon los primeros remolques-tienda o carros tienda.

La primera caravana de ocio del mundo fue construida por la Bristol Carriage Company en 1885 para el Dr. W. Gordon-Stables que recorrió con ella Gran Bretaña mientras escribía su libro The Gentleman Gypsy (algo así como el Gitano Caballero). Era un diseño de 5,49 metros, que el doctor nombró «the Wanderer» (el Vagabundo) y que era remolcado por caballos. 

Otras personas siguieron su ejemplo lo que conllevó a la creación del primer Club Caravanista Británico en 1907 con 11 socios y presidido por el mismo Dr. Gordon.

Las caravanas tiradas por caballos fueron muy populares hasta la primera guerra mundial. El motivo fue simple: todos los caballos fueron requisados para ser enviados al frente.

En los carromatos-caravana tirados por caballos la cocina solía estar siempre ubicada en la parte exterior (la foto es de 1907)

En América se dice que las primeras viviendas móviles nacieron en 1870 en los Outer Banks de Carolina del Norte, antes incluso de que los automóviles se hubieran instaurado en el país. Se trataba de viviendas de playa transportables, que se movían de sitio utilizando caballos, pero que poco tienen que ver con el concepto actual de caravana.

Después de la primera guerra mundial empezaron a fabricarse las primeras caravanas para ser remolcadas con el coche.

La primera caravana en ser ideada para el coche se comercializó en 1919 por la empresa Eccles. Tenía un precio de 95 libras y estaba reservada únicamente a la gente de clase alta.

Una de las primeras empresas en realizarlas fue la alemana Dethleffs

En Europa el uso de las caravanas se extendió rápidamente a partir de los años 30 por Alemania,Holanda y Gran Bretaña. Debido al estallido de la segunda guerra mundial su uso tuvo un parón y volvieron a popularizarse a partir de los años 50.

Durante los felices años 20 en los Estados Unidos el uso del automóvil se popularizó y con él el uso de los remolques-caravana.

Pero después de los felices años 20 vino la gran depresión de los años 30, y para muchos la única forma de permitirse una vivienda era vivir en una caravana. Se crearon entonces en el exterior de las ciudades los primeros parques de caravanas de uso permanente.

Los parques de caravanas siguen utilizándose en los estados unidos especialmente por personas de bajos recursos.

Más tarde el ejército se sumó a la moda de las caravanas como forma rápida y económica de alojamiento para sus soldados.

Poco después en los años cuarenta otro colectivo se sumó a las caravanas: los surfistas. Al parecer, hartos de dormir mal en el coche, necesitaban un espacio que fuese cómodo y en el que poder cocinar.

Así podían disponer de una auténtica casa en la playa por muy poco dinero.

España no permanece ajena a la emergente industria, y aunque más tarde, ya en la década de los 60, crea sus primeras fábricas tanto de remolques-tienda como de caravanas. Nacen las primeras empresas como Moncayo (en Zaragoza) o Catusa en Pontevedra. Más tarde, en los 70 se unieron nuevas marcas como Benimar en Castellón o Roller en Barcelona.

En las siguientes entregas hablaremos de la corta pero intensa vida de las caravanas en nuestro país.

 

 

 

 

 

 

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.